abril 25, 2010

Los inocentes pollos

¿Quién dijo que la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra ha servido como una excelente cortina de humo para encubrir el alarmante armamentismo que se desenvuelve en Bolivia, con amparo gubernamental? Si lo dijo un solitario representante de la oposición política pecó de incauto. Mucho más hábiles los oficiales de gobierno ha afirmado que estas opiniones forman parte de posiciones descabelladas, que están vinculadas con medios de comunicación aliados con la derecha transnacional. Es que la conferencia ha dejado mucha tela para cortinas de humo como esa, entre afirmaciones y denegaciones, verdades y mentiras, sean honestas y deshonestas, capitalistas y anticapitalistas. En síntesis, fue una conferencia para el doble discurso y los engaños grandilocuentes.

Con las orejas bien paradas todos han escuchado demasiadas veces la lectura del texto escrito que le entregaron a nuestro presidente, para que con voz alta y clara lance algunas afirmaciones sobre la carne de pollo y la bebida gaseosa más popular del mundo, y su influencia en la naturaleza del primate superior del sexto masculino. Es que los oyentes han pecado de crédulos y se han lanzado a gritar detrás del panfleto que lanzó Evo Morales, unos a favor y otros en contra. Por ejemplo, algunos periódicos de España le han calificado de homofóbico por atribuir la homosexualidad y la calvicie a los transgénicos, por otro lado los movimientos sociales de homosexuales peninsulares han exigido una rectificación pública al presidente de Bolivia, y los heterosexuales afines al MAS les han vinculado directamente con la derecha que representa el Partido Popular en la Madre Patria. Qué embrollo. ¿Qué ha pasado?

Afirmar textualmente que “el pollo que comemos está cargado de hormonas femeninas. Por eso, cuando los hombres comen esos pollos, tienen desviaciones en su ser como hombres”, no es una improvisación inculta, es producto de una obra maestra de manipulación exitosa de las mentes. Tan persuasiva ha sido la afirmación que hasta sus amigos han aclarado que Evo nunca utilizó la palabra “homosexualidad” y que debía preferiblemente haber utilizado los vocablos “disfunción” o “esterilidad” en vez de “desviación”, No faltó el que dijo que Evo había hecho alusión a la módica densidad de espermatozoides en el semen de los indígenas europeos que consumen mucho del pollo embutido de hormonas que se cría en granjas del siglo XXI.

Evo Morales en su vida había siquiera pensado semejante afirmación sin base científica alguna, él no es tonto y tampoco es su deseo creerse más papamoscas que los demás. Lo que pasó es que su equipo de estrategas preparó la artimaña para que los enemigos políticos de Evo Morales muerdan el anzuelo y se sientan más inteligentes y sagaces que él. Fueron ellos que en público explotaron la ignorancia presidencial y le cargaron con mensajes de odio y rechazo a la población homosexual; pero en privado no han dudado para mirarse en el espejo e identificar algún cambio somático en sus pechos o glúteos, y así confirmar si Evo tenía o no razón. Así es el poder, influyente y persuasivo con los amigos y los enemigos. Por lo tanto, se trata de un equipo de estrategas que le ha permitido a Evo mandar desde hace cinco años y que le ha asegurado otros cinco años más de gobierno, con este tipo de fabricaciones mediáticas que tienden a desarrollar un culto inmenso a la personalidad, al mejor estilo chino maoísta o soviético estalinista.. Alguna vez, Evo sorprendió a sus enemigos destacando literalmente su eterna lucha contra el imperio, incluido el romano. Como siempre, otro anzuelo y los mismos inocentes. Olvidar esto, y ahora, viene bien.

abril 11, 2010

El concejal de bronce

Una semana antes de las elecciones municipales, todas las encuestas sobre las preferencias de voto para los candidatos al Concejo Municipal mostraban un 17% uniforme de personas indecisas (no sabe, no responde), porcentaje que ha coincidido con la votación real de los votos blancos y nulos. Este 17% del universo total de votantes en Cochabamba no optó por alguna de las candidaturas para concejales, lo que demuestra un alto nivel de sensatez que debería preocupar a quienes resultaron elegidos para esa instancia legislativa municipal. Existen casi 58.000 personas que sinceramente no los quieren, y que se alejaron de las malignas influencias del voto consigna o el voto cruzado.

En ese ámbito se ha originado una situación bastante incómoda con la elección del concejal por Fpv, Julio Cesar Baldivieso que está pretendiendo definir con su voto aislado el futuro del Concejo y la ciudad. Ante este panorama, sus colegas concejales tienen la capacidad suficiente para evitar esas exquisiteces que sólo abren las puertas de la ingobernabilidad, muy parecida a la que el “ex concejal de oro” Edwin Mallón consumó por cinco años consecutivos. Desde esta columna, una semana antes de las elecciones, habíamos advertido que existía “la infeliz posibilidad de que resulten elegidos algunos concejales solitarios que estén apeteciendo cumplir el papel de valiosos comodines. Serán los más peligrosos, porque … actuarán en despoblado sin mucho escrúpulo para remover las aguas del concejo y pescar beneficios personales. Si se permite este tipo de actitudes será un quinquenio invivible y para olvidar” (sic). Y lo dijimos para que no incurrir en los mismos errores políticos de los que hemos cosechado, siempre, los mismos resultados negativos. Sus colegas no le deberían dar demasiada importancia y con mucha serenidad correspondería reconocer que no todo lo que brilla es oro. Para mejor entender, incluso en los juegos olímpicos y en todas las disciplinas competitivas se otorga la medalla de bronce al deportista que ocupa el tercer lugar, y es ahí donde debe permanecer con mucha humildad. Lo contrario sería un simple juego con el orden de la naturaleza.

Si de actitudes idénticas se trata, los primeros concejales del Mas, Tpc y Fpv, sin diferencia alguna y de dientes para afuera, han pregonado que trabajarán por la ciudad de Cochabamba sin demoras ni cansancios; pero estos discursos fabricados con palabras hechiceras y convincentes, esconden esas seducciones y engaños que caracterizan al interés personal y la egolatría. Ellos tres han mordido el anzuelo de la vanidad y han creído orgullosamente que les corresponde la presidencia del Concejo. Es en este instante que vale la pena poner las cosas en claro y no ha de costar nada imponer la decencia y la honestidad, por lo que los concejales Herrada, Lazarte y Baldivieso podrían dar el primer paso al costado en sus pretensiones y permitir que los otros concejales pongan a prueba sus personalidades y liderazgos, como una excelente oportunidad para demostrar que desde la Presidencia o el curul del Concejo se puede trabajar favoreciendo a la ciudad de Cochabamba.

Los concejales electos deberían estar temblando si pretenden abochornar, bloquear y/o desprestigiar el Concejo, ya que a la vista existen 58.000 votantes del padrón electoral de la ciudad (más del 15% constitucional), que están dispuestos a poner su firma en cualquier solicitud que active la revocatoria de mandato del concejal que no armonice con sus iguales (art. 240, CPE). So pena de represalia, los concejales ahora deben guiarse con la decencia y el respeto a sus conciudadanos; así, harán el bien.

abril 04, 2010

Los concejales no encantan ni fascinan, … el alcalde menos

Llegamos al 4 de abril. Para llegar aquí trajinamos de la mano de unos candidatos sin encanto y por un camino pre electoral muy aciago y sin luces. Por más de 60 días recorrimos por una ruta oscurecida con spots, canciones, pancartas, telones, pasacalles, gigantografías, anaqueles, portarretratos y otras tucuimas de las que bien sabe el lenguaje del marketing político. A los candidatos que les sobró el dinero deslucieron la ciudad con sus imágenes con sobrados detalles físicos (sin arrugas y cicatrices, ni pecas). En cambio los que se endeudaron hasta el copete recurrieron al soplete y la tela de octava calidad para imprimir esas caricaturas grotescas que ni siquiera se parecen a ellos mismos. Total, fue una campaña inmunda que obtendrá unos resultados también sucios, desde todo punto de vista y con especial énfasis para el marketing político.

Independientemente de las encuestas torcidas, las fotografías arregladas y el exhibicionismo descarado, ninguno de los candidatos a la Alcaldía logró persuadir o atraer al electorado con su personalidad dominante. No existieron los candidatos que hayan demostrado que el encanto individual todavía existe. Nos referimos a esa magia que pudo convertir a un candidato en ese protagonista cautivador, esa figura idealizada sobre la que el pueblo pudo haber proyectado sus sueños de un alcalde o un concejal que sepa administrar una ciudad pujante y moderna.

Es que todos los ciudadanos y las ciudadanas de Cochabamba han recibido mensajes desesperanzadores, de esos que se logran mezclado maldiciones y palabras negativas para enmarañar el escenario electoral. Tanto mal y porquería se han lanzado recíprocamente unos candidatos a otros, que ha prevalecido esas señales turbias y ambiguas que han “enaltecido la violencia de Murillo", "destacado la improvisación de Castellanos" o “divinizado la inutilidad de Terceros”, entre otros lemas decepcionantes. Así de borrosa ha sido la campaña electoral, que no ha tenido el más mínimo destello de estilo. El reproche les llega también a los profesionales del marketing que han cobrado un precio por un producto sin atracción; defraudando a sus clientes y a la sociedad. Los “marketineros” no supieron utilizar las potentes herramientas de persuasión, pero tampoco los candidatos y las candidatas les proporcionaron los atributos personales para realzar y centrar en sus propagandas los deseos del votante, y lograr que se identifiquen con algo o con alguien.

No ha existido la candidatura que haya tomado en cuenta la esperanza y el deseo de la población que quiere vivir en una metrópoli mejor. Nadie, absolutamente nadie, ha cautivado al electorado para sacarle de su experiencia cotidiana de subsistir en una ciudad mediocre y hacer, por lo menos, que sus afanes parezcan realizables. A tal grado de ineficiencia ha llegado la campaña publicitaria que el día de mañana, lunes 5 de abril, nadie reconocerá haber recibido una propuesta que siquiera le haya proporcionado un placer momentáneo o alguna inspiración duradera.

Ha llegado la hora de votar y de elegir, y quienes han sucumbido ante uno de esos mensajes falsos ya saben por quienes votarán; pero las gentes dignas saben que con su voto no salvarán a esos candidatos que abrieron el grifo de las contradicciones y el poco estilo para llenar esta laguna en la que morirán ahogados y olvidados. Esta vez no nos convencieron y, lastimosamente, el concejo municipal será el primer espejo que refleje la mediocridad y la antipatía.

marzo 28, 2010

Un Concejo para Castellanos

Día que pasa el candidato masista a la Alcaldía de Cochabamba, Edwin Castellanos, va perdiendo terreno frente a sus oponentes Gonzalo Terceros y Arturo Murillo; pero, increíblemente y en el peor escenario, su popularidad en la votación será 10% superior al resultado que podría obtener el segundo candidato, lo cual en los hechos le convertiría en el virtual alcalde de la ciudad. Todos los otros candidatos que perderán esta elección municipal optarán entre jubilarse definitivamente o entrar en un proceso de hibernación política por mucho tiempo. Pero de forma inmediata todos los perdedores deberán contratar a un contador público que les ayude a cuadrar sus cuentas con las deudas pendientes por la campaña electoral; y a un equipo de legionarios para cobrar aportes comprometidos, sean en dinero, especie o lealtades.

Muy diferente será el futuro de los concejales electos que, en su gran mayoría son afines, deudos o amigos del Mas, le asegurarán a Castellanos la posibilidad de gobernar con tranquilidad. Será un Concejo muy heterogéneo, con perfiles diferentes o fidelidades muy desgastadas. Los del Ciu, tendrán que ennegrecer sus níveas individualidades en el turbio negocio de pagar las facturas del apoyo político que el Mas le brindó desde 2004; y esto no les permite mucho margen de maniobra porque estarán sometidos a lo que dictamine Gonzalo Terceros desde fuera. En cambio, los concejales del grupo Un-Pc han tenido mayor recorrido por diversas tiendas políticas, siempre detrás del dinosaurio de moda en el jurásico político pre masista; y son los mismos que con mucha flexibilidad han transitado de lo republicano hacía lo estatal comunitario. En octubre de 2008, fueron los últimos diputados republicanos que negociaron, con inclinación hacia los masistas, la Constitución Política que ahora está vigente. Todo esto nos muestra que no existe garantía para que la alianza Un-Pc y las lealtades comprometidas se perpetúen; con el riesgo que de exploten en mil pedazos la madrugada después de las elecciones, o cualquier día después del lunes 5 de abril, pasando su candidato edil a un segundo plano y sus concejales asumiendo el protagonismo para acercarse al Mas sin quemarse o alejarse sin enfriarse. Lo único que tienen que evitar es convertirse en concejales bloqueadores y rebeldes; porque los movimientos sociales, con una escuadra de soldados comunitarios masistas y de las mechas, pueden poner las cosas en su lugar.

Existe la infeliz posibilidad de que resulten elegidos algunos concejales solitarios que estén apeteciendo cumplir el papel de valiosos comodines. Serán los más peligrosos, porque, para comenzar, desconocerán o negarán tres veces a sus líderes que se chamuscaron como candidatos a la alcaldía; y después actuarán en despoblado sin mucho escrúpulo para remover las aguas del concejo y pescar beneficios personales. Si se permite este tipo de actitudes será un quinquenio invivible y para olvidar. Ante este escenario, en la segunda década del siglo XXI, es urgente que se impongan la decencia y la honestidad, y sería plausible que el futuro Concejo dé el primer paso.

Todas las candidaturas han destacado las aristas negativas del oponente, descuidando el interés de la mayoría. Por esa razón es que Cochabamba tiene los candidatos que se merece, con esa tendencia a la polarización y la fragmentación que ya resulta fabulosa. Estas circunstancias y sus consecuencias no son nuevas para nosotros que hemos aprendido a convivir con la desgracia; y justo en Semana Santa nos han dado los motivos suficientes para pecar de pesimistas, pero si esto puede mejorar para bien y por voluntad de los políticos, reconoceremos la equivocación.

marzo 21, 2010

En una tutuma podría caber…

… toda la paciencia que el gobierno tuvo que invertir para dividir a la oposición en Santa Cruz, tan sólo para reinar. Es que la media luna está tan despedazada que sólo vemos gentes enfrentadas por ser buenas o malas, frívolas o serias, autonomistas o comunitarias, fieles o desleales, incrédulas o crédulas, y en medio destacan las gentes que apuestan a que el ex prefecto Rubén Costas se alineará o no al oficialismo, tarde o temprano, habiendo ya negado a sus ex socios Manfred Reyes, José Luis Paredes y Leopoldo Fernández. Al enemigo hay que engancharlo o desmembrarlo como manda la ley de la selva, y de tal modo ha obrado el masismo que ha aniquilado a sus enemigos sin permitirles una fácil recuperación y dejándolos sin recursos vitales para vengarse. La clase política del cruceñismo, ahora está en vías de extinción por contaminarse en medio de unos ingenuos terroristas, que han complicado sus vidas.

Tan bien está diseñada la intriga que los principales actores de la obra autonomista cruceña terminaron mordiendo el anzuelo tendido por el propio gobierno y con el señuelo atado a unos esbirros contratados para embelesar a la flor y la nata de la cruceñidad, que tenía maquinado derrotar al gobierno central en un santiamén. No pudieron con la cizaña que empotró el oficialismo en tierra camba, cuyos líderes terminaron divididos saboreando sus contradicciones; y apurando sus fugas para evitar ser procesados por terrorismo. Las barras bravas, los unionistas, don Roberto Fernández, entre otros terminaron alineados con el Mas por un lado, y por otro Tudelka incriminando a Marinkovic; Eduardo Paz presidente de la Cainco arrestado; el funcionario de Cotas, Hugo Vásquez, perseguido; el hijo del líder empresarial Svonko Matkovic, arrestado; entre otras estampas que sólo muestran la punta de un tempano de acciones gubernamentales para aniquilar o alinear a los enemigos; las mismas acciones que alcanzarán dimensiones colosales cuando se apruebe la Ley Anticorrupción. Así, fugar o unirse al gobierno no resultan ser malas opciones.

Hasta en los intestinos de la vanidad humana ya se siente la presencia dominante de Evo Morales. El empoderamiento gubernamental que ha recibido doña Gloria de Limpias, con abogados y otros asesores pagados, para agujerear su altercado con el periodista Carlos Valverde, ya se ha convertirlo en un tema de Estado. Muy hábilmente se ha estimulado a la cruceñidad media con el inusitado interés del socialista Evo Morales para hacer tratos vacíos con Donald Trump, el empresario capitalista propietario de la franquicia Miss Universo, pero al mismo tiempo, y por detrás, se ha organizado a las bases del feminismo masista para enfrentar este certamen calificándolo como colonialista, clasista y discriminador. Un chivo expiatorio como doña Gloria resulta imprescindible por el momento, porque cuando el proyecto socialista cuaje en Santa Cruz será desechada como cualquier botella no retornable, pero siempre en la medida de que se tomen en serio las sulfurosas declaraciones de algunas ex mises, soberanas, reinas y princesas que han contado las convivencias forzadas y los arreglos viles a los que se sometían bajo la mano dura de la señora.

Se ha destapado la olla y el propósito de Evo Morales parece que es arrojar el puchero podrido a la basura con todas sus carnes; limpiar la olla, cocinar plurinacionalsocialismo, y cargarlo con aguas más claras, menos frívolas. Para eso sólo requiere una tutuma cubierta con la misma dosis de paciencia y persistencia que utilizó para dividir y reinar en Santa Cruz. Quedan pocos domingos para ver como se llena o se “masifica” la luna camba.

marzo 14, 2010

Chile nos enseñó tres lecciones

En Chile las imágenes del desastre ya fueron sustituidas por otras más confortantes y motivadoras. Chile ha administrado exitosamente las consecuencias de la tragedia y se llenó de júbilo en los actos de posesión del nuevo presidente chileno, el liberal Sebastián Piñera, que tiene muchos proyectos cargados de una sobredosis de esperanza. A él la socialista Michelle Bachelet le ha dejado la presidencia para que perfeccione la buena salud de la democracia chilena y la calidad de las acciones gubernamentales para prosperar aún más. A la hora de enfrentar las luctuosas secuelas del terremoto del 27 de febrero pasado, han quedado al descubierto un sinfín de lecciones positivas que han puesto de manifiesto un incomparable desarrollo humano, sazonado con una buena dosis de humor alegre en medio de la adversidad; y de ganas de vivir en democracia respetando el Estado de Derecho y los principios republicanos. De esas lecciones hemos escogido sólo tres.

Lección Nº 1 ¿Cómo buscar responsables? Mientras en otros países las tragedias provocadas por malas prácticas de las autoridades se tapan con globos distraccionistas para guardar las espaldas del partidario transgresor; las autoridades militares y civiles chilenas han compartido responsabilidades públicamente al reconocer errores de coordinación para alertar sobre el tsunami que se les venía encima. Otro ejemplo: el colapso de varios edificios ha destapado los actos corruptos de empresarios constructores que habían lucrado atracando a sus conciudadanos necesitados de viviendas. Este hecho ha activado los mecanismos del sistema judicial para responsabilizar a los inescrupulosos que han quebrantado los reglamentos de construcciones antisísmicas, y es en este sistema judicial que confían todos los propietarios de apartamentos y en general todos los ciudadanos y ciudadanas chilenos, por ser competente, imparcial, independiente y sometido sólo a la ley.

Lección Nº 2 ¿Cómo regenerarse? Aceptando la solidaridad y las donaciones extranjeras, el pueblo chileno al cabo de una semana se puso de pié, organizó una teletón y en 24 horas recaudó algo más de 60 millones de dólares en aportes voluntarios de sus ciudadanos, trabajadores y empresarios, incluyendo a los más ricos y los más pobres. Con estas evidencias los chilenos no se propusieron ser parte de la tragedia, se proyectaron como parte de la solución y prometieron al unísono reconstruir sus casas arruinadas, perpetuar a sus muertos y recibir cualquier muestra caritativa, venga de donde venga. Lo que nos ha sorprendido es la velocidad con que la población se ha reorganizado en torno a sus autoridades políticas. Esto es cultura.

Lección Nº 3 ¿Cómo se gobierna? En Chile funciona la democracia porque se gobierna para todos, así de simple. Y lo que también queda claro es que para ser presidente de Chile se tiene que reivindicar el consentimiento de millones de personas que se han apropiado de una cultura política y económica envidiable, y que no están dispuestos a sacrificarla para favorecer a alguna minoría rica o a un grupo selecto de partidarios temerarios. Mucho más nos ha complacido la forma feliz como se ha llevado el proceso democrático transitorio, en el que los nuevos responsables políticos han asumido la profunda misión de reconstruir el país, recibiendo la colaboración de quienes se han convertido en sus opositores. Aquí lo que importa es a favor de quienes se gobierna y cuanto beneficio colectivo se puede esparcir, pidiendo tan sólo conservar los elementos materiales y los valores que les permiten a los chilenos y las chilenas vivir bien. Así Chile volverá a la normalidad más rápido de lo pensado.

marzo 07, 2010

En busca de un Defensor de todo el pueblo

Para sorpresa de todos, la Asamblea Legislativa Plurinacional ha precipitado el procedimiento para elegir al Defensor o la Defensora del Pueblo, publicando la convocatoria el pasado 23 de febrero y esperando las postulaciones hasta el próximo miércoles 10 de marzo. Ya existen sonoras quejas de los postulantes que recién se enteraron del proceso selectivo o de aquellos que el plazo de 15 días les resultó muy corto para reunir los documentos, certificados y solvencias necesarios. Los medios de comunicación no han hecho el seguimiento adecuado a este apresurado proceso, lo cual ha sido aprovechado por el MAS para pretender el aseguramiento de alguno de sus militantes en el cargo o para reelegir a Ana María Romero o Waldo Albarracín, dos personajes muy comedidos y obedientes de las instrucciones políticas del gobierno, que ya se encuentran alineados en el nacionalsocialismo comunitario,

El gobierno, siguiendo sus propósitos y objetivos claros para dominar sin oposición, otra vez ha violado las reglas de transparencia y publicidad que se propuso respetar, cuando induce en error a los postulantes a Defensor o Defensora al decirles que el elegido ejercerá funciones por cinco años, con la posibilidad de ser reelecto “por una sola vez”; sin reparar en el hecho de que se ha consumado, una vez más, otra de esas violaciones constitucionales a las que ya estamos acostumbrados. Simplemente la norma indica que el período de funciones del Defensor o Defensora es de seis años, sin posibilidad de nueva designación (artículo 219.I, CPE).

La Defensora o el Defensor del Pueblo se constituyen, por mandato constitucional, en los justicieros que accionan contra los abusos del poderoso que medra en cualquier órgano del Estado, incluido el jefe del MAS; y que por esa razón básica no pueden ser objeto de persecución, detención, acusación ni enjuiciamiento por los actos realizados en el ejercicio de sus atribuciones. Y esta premisa debería diferenciar a los ciudadanos que se postularán para defender al pueblo, de aquellos personajes que concursarán para defender las instrucciones que recibirán del MAS. Se nota a las claras que esta convocatoria está llevando las aguas hacia los molinos de Romero o de Albarracín, o de algún masista que no tiene una reconocida trayectoria en la defensa de los derechos humanos, o una probada integridad personal para enaltecer la independencia del Defensor frente a los que maltratan gobernando.

Los ciudadanos y ciudadanas honestos estamos a punto de perder el último bastión de libertad y dignidad. Por eso, ahora más que nunca, hay que promover un verdadero y justo concurso público entre los postulantes a Defensor o Defensora, de tal modo que ellos puedan destacar sus méritos éticos y legitimarlos ante el verdadero pueblo. De lo contrario, será mil veces preferible que la institución del Defensor del Pueblo desaparezca antes que se convierta en una oficina que absorba instrucciones del Ejecutivo. Así de simple.